LEGALIZACIÓN DEL ABORTO

Publicado por

La problemática social:

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 2010 y 2014 se produjeron 25 millones de abortos inseguros anualmente, la mayoría de ellos en países en desarrollo de América Latina, África y Asia.

Desde el campo medico el aborto es la interrupción de un embarazo antes de la semana nro. 22 de gestación.

Cuando se realiza un aborto el feto no tiene posibilidad de sobrevivir fuera del seno materno, muchas veces se puede dar en forma natural (el llamado aborto espontaneo), por un accidente y la otra alternativa por lo menos todavía por estos días para nuestro derecho penal cometiendo un delito.

Como les decía al menos por estos días nuestro derecho penaliza el aborto, que no es otra cosa que en forma intención provocar la muerte del feto, la acción más común en los casos que he intervenido en mi profesión es mediante la extracción del seno materno.

Así las cosas, la experiencia indica una falta de persecución estatal en los lugares donde se practican abortos clandestinos –hoy todavía delito-, falencia desde hace años en la educación sexual, en muchos casos sobre todo cuando los recursos son escasos fallecimiento de la mujer por no resultar idónea la persona que realiza el aborto o la infraestructura del lugar no reúne las condiciones necesarias.

La Ley vigente:

El Código Penal en su art. 85 establece las siguientes penas para quienes llevaren a cabo un aborto: Reclusión o Prisión de tres a diez años, si obrare sin consentimiento de la mujer, la pena podrá elevarse hasta quince años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer.

Si obrare con consentimiento de la mujer la pena será de Reclusión o Prisión de uno a cuatro años. El máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer.

El art. 86 estipula que incurrirán en las penas establecidas en el artículo 85 y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo.

Por otra parte establece que no será punible, es decir no hay persecución y sanción penal en los dos siguientes casos: a) el médico diplomado que con el consentimiento de la mujer  interrumpa un embarazo con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios o b) si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente (El consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto).

Aquí cabe destacar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación en un fallo unánime, en el año 2012, dijo que cualquier mujer violada puede requerir el aborto no punible.

El art. 87 del CP estipula una pena de prisión de seis meses a dos años para quien con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de embarazo de la paciente fuere notorio o le constare.

Finalmente, el Art. 88 establece la pena de prisión de uno a cuatro años para la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer no es punible.

Debe tratarse de un feto vivo para configurar el delito. Si solo se intentó el aborto, pero no pudo consumarse, el delito queda en grado de tentativa.

Las propuestas de modificación en los proyectos de Ley:

Los distintos proyectos de despenalización del aborto proponen legalizar la interrupción voluntaria del embarazo antes de las primeras 14 semanas de gestación, motivándose en que “toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo” y establece un plazo máximo de cinco días para la realización del proceso luego después de su requerimiento. El proyecto también contempla la autorización para abortar cuando el embarazo fue producto de una violación, si estuviera en riesgo la vida o la salud de la mujer o si el feto tiene deformaciones graves.

Para que se practique el aborto, será requisito el consentimiento escrito de la mujer, si el aborto debe ser practicado en una menor entre los 13 y 16 años, se presumirá que la mujer cuenta con la “aptitud y madurez” suficiente para prestar su consentimiento. Si, en cambio, la mujer tiene menos de 13 años, se requerirá el consentimiento de un progenitor o representante legal.

La conclusión según mi criterio:

El caso Belén –no es el nombre de pila real-: En 2014, una joven argentina de 27 años acudió a urgencias en un hospital público en la provincia de Tucumán por una grave hemorragia vaginal. El médico de guardia le diagnosticó un aborto espontáneo, pero la joven, fue acusada de haberse deshecho del feto en uno de los baños del hospital. La Policía la detuvo y la justicia local la condenó a ocho años de cárcel por “homicidio agravado por el vínculo”.

Belén pasó más de dos años presa hasta que el pasado agosto, en medio de una gran movilización social, la Corte Suprema provincial ordenó que quedase en libertad a la espera de una sentencia firme. Siete meses después, fue absuelta –año 2017-.  El máximo tribunal tucumano dejó sin fundamento la sentencia condenatoria de la Sala III de la Cámara Penal tucumana. Además, hizo hincapié en la importancia del secreto profesional, del respeto a los derechos de las mujeres que sufren un aborto, a la confidencialidad y al derecho a recibir un trato digno y libre de violencia.

Recordaran que este caso tuvo marchas de organizaciones nacionales y el apoyo internacional pidiendo por la libertad de Belén.

Lamentablemente en nuestro país cerca de medio millón de mujeres cada año se someten abortos clandestinos.

Luego del fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación citado más arriba del año 2012, la reforma debería autorizar a interrumpir el embarazo a toda mujer que haya sido víctima de una violación o que el feto tenga deformaciones graves o que esté en riesgo su vida (esta última hipótesis está contemplada en la legislación actual).  Mi propuesta estaría en sintonía con la recomendación de la ONU de no criminalizar el aborto.

Legalizar el aborto de la forma que se propone en los proyectos de Ley que se encuentran en tratamiento por estos días en el Congreso y la sanción, promulgación y publicación de una eventual Ley, puede resultar contraria al derecho a la vida que resguarda nuestra Constitución Nacional y los Tratados Internacionales.

 

Dr. Marcelo Ángel Biondi
Urgencias Penales: WhatsApp 011-1555058082
www.marceloangelbiondi.com.ar