UNA MUJER COMÚN, UNA DIRIGENTE DIFERENTE

Publicado por

MARIA EUGENIA VIDAL,
GOBERNADORA DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

La Gobernadora nos recibió en su despacho, dialogamos sobre lo que han sido estos 2 años de gestión, en un distrito que históricamente fue gobernado por Peronistas y Radicales. Su función dentro Cambiemos, el equipo de gobierno, su vínculo con los Intendentes y su familia son algunos de los temas de los cuales conversamos una tarde de Diciembre…

Vidal 12

Estás cumpliendo dos años en la gestión y entiendo que esta enorme responsabilidad viene atada con un cambio radical en tu vida ¿Cómo lo llevas?

Me agarró una contractura que no se me fue nunca más, la tengo desde el 10 de diciembre de 2015. Duermo mucho menos de lo que dormía antes y a veces no necesariamente porque pase algo, pero me acostumbré a dormir menos horas porque me llevo más preocupaciones a mi casa. Tengo menos tiempo con mis hijos y con las personas que quiero en general. Digamos, mi tiempo siempre fue muy dedicado al trabajo, no me acuerdo y siempre lo digo, no conozco un trabajo que dure 8 horas. Trabajo desde muy chica, y trabajé siempre muchas horas, incluso siendo mamá reciente, siempre necesité hacerlo y siempre le dediqué mucho tiempo. Pero este trabajo es un salto enorme de responsabilidad y eso no se termina cuando se termina tu horario, eso te lo llevas a tu casa, además le dedico uno de los dos días de cada fin de semana. En estos dos años fui sumando cosas nuevas. Cuesta más descansar, cuando me tomo uno o dos días porque me cuesta más desconectarme. Lo que digo es que no estaría bien que no me pase todo esto, si no me pasaran, me preocuparía porque creo que este lugar es un lugar difícil, y es un lugar de mucho trabajo y donde uno tiene mucho por lo que responder ante la gente. Entonces, entiendo que lo que me pasa es natural.

¿Sentís que que la gente te reconoce el esfuerzo y te respalda?, fijate que sos una de las pocos dirigentes que no se los cuestiona si se toma unos días de descanso…

Yo me he sentido muy acompañada por la gente, a veces creo que los políticos en general y quienes tenemos lugares de responsabilidad, nos pasa como pasa en la vida, y pagas platos que son de otro, pero bueno, la política sumó mucho descrédito entre la gente. A veces entiendo que hay cuestionamientos, pero también sé que la política ha prometido tanto y ha cumplido tan poco, ha desilusionado tantas veces, que quienes ocupamos cargos públicos tenemos la vara más alta y bueno eso viene en el combo, es parte de lo que uno sabe cuándo va a hacer este trabajo y no hay que victimizarse, hay que salir adelante y dar la cara igual.

Vidal 09

Hace pocos días el analista Jorge Giacobbe realizó un trabajo de opinión, el cual decía que vos eras la única dirigente a nivel nacional que traspasa la grieta. Es decir, que le caes bien hasta a tus opositores, ¿lo sentís así?

Si aparezco como la única, me da cierta tristeza, ¿no te parece?, igual debo aclararte que tengan una buena imagen tuya no necesariamente quiere decir que te vayan a votar o que voten a tu partido. Sería bueno que las imágenes de todos los dirigentes sean mejores y que pudieran superar la grieta, porque eso hablaría de un mejor país a futuro, me parece que es una tarea que tenemos todos. Yo me hice mucho cargo de esa tarea, siempre, no me gusta en la vida la descalificación y la violencia, y hasta me parece un camino fácil. La chicana, la descalificación personal, el grito, la prepotencia siempre me pareció una demostración de falta de argumentos. Si tus argumentos son sólidos para ganar una discusión, estás convencido, tenés la convicción de lo que haces y valores claros, no necesitas gritar ni descalificar a nadie.

Dentro de la última campaña quedó muy marcado aquel cruce, cuando fuiste al programa Intratables, con Diego Brancatelli, él fue muy duro con vos, sin embargo, vos tomaste el guante, y hasta lo capitalizaste, porque le respondiste sin enojo, ¿esa es tu forma de hacer política?

En ese momento fui yo misma y estaba muy enojada, pero cuando yo estoy muy enojada no descalifico al otro, si no que muestro mis argumentos, soy bastante racional, tal vez ahí me juegue un poco esto de pensar todo el tiempo, de tener mucha autocrítica, sobre todo no hago a los demás lo que no me gustan que me hagan a mí. No me gusta cuando un militante de Cambiemos le grita a alguien en la calle que no piensa como él, no me gusta esto, la violencia o la descalificación, no me gusta el machismo, y no lo hago con los demás. Y me parece que no es una cuestión de estilo de política, es cómo elegís convivir con el otro.

Vidal 11

Vos decís que la política no te cambió. Sos la misma María Eugenia que cuando empezó a participar…

Es difícil decir que soy la misma después de más de 10 años de hacer este trabajo porque la gente te modifica. Si vos salís todos los días a la calle a hablar con alguien y sos el mismo, es que no aprendiste nada, yo trato de que la gente me ayude a mejorarme. Tengo mucho por mejorar todavía y muchos años de terapia encima, pero la verdad es que yo trato de ser muy fiel a mis valores.

Si viene alguien y me dice que para poder ganar una elección tenés que mentir y descalificar al otro candidato, resumido, hacer campaña sucia, yo no hago eso. No creo en eso porque después aunque ganáramos, no me sentiría ganadora, no sentiría que fue justo, y si no es justo, no siento que gané. Me parece que hay como determinadas reglas de juego en una cancha y en la vida, que hay que respetar. Me parece que eso después te va tendiendo puentes en la política y en la vida de confianza con el otro. Creo que muchos hoy se sorprenden y se sorprendieron de la dinámica de diálogo con los gremios e intendentes, que salvo menos de 5 casos, tenemos diálogo y trabajo con 130 municipios de la Provincia, que me reciben, con los que hablamos, a los que recorrí durante todo un año y los voy a volver a recorrer el año que viene, o sea, es más fácil ir el primer año que el tercero, yo voy a volver el tercero a cada lugar, a hablar con la gente y devuelta con los intendentes, no importa de qué partido sean, todos han recibido fondos de la provincia, no hay un solo municipio que pueda decir “a mí la Provincia no me dio fondos”, todos recibieron más que en la época de Scioli, todos han crecido en su coparticipación, los mecanismos de asignación no han sido discrecionales. Son cosas básicas para mí, no es una cosa heroica.

Vidal 04

Entre tus virtudes te reconoces muy racional, esa racionalidad la aplicas como parte de tu estrategia para discutir y resolver temas muy complejos, como pudo ser el famoso “fondo del conurbano”…

Nosotros desde el primer día tuvimos tres ejes de gestión que son seguridad, obras y políticas sociales, y eso fue así. Si vos miras el presupuesto de la Provincia 2016, 2017 y 2018, esas son las áreas que crecen fuertemente, que han tenido una diferencia, eso está en los números, porque lo que no pones en los números no es verdad, sino lo pones en el presupuesto y en la ejecución presupuestaria no es cierto, pero para eso tenés que tener recursos, y la Provincia no era viable sin fondo del conurbano. Acá quiero destacar algo, porque en esto que es un logro histórico de la Provincia, como dije ese día, lo es también del país por el acuerdo general que se firmó con todos los gobernadores. Yo como gobernadora y mis ministros como equipo hicimos lo que había que hacer, hicimos lo que correspondía, ni más ni menos, es cierto que otros gobiernos no lo hicieron, pero nosotros hicimos lo que había que hacer, el presidente hizo mucho más de lo que tenía que hacer. Hoy no habría fondo del conurbano si no hubiese sido por la decisión política del Presidente Mauricio Macri, de poner los recursos de la Nación que las Provincias no podían poner y hacerlo con un mecanismo de diálogo por ley cuando la historia política de la Provincia dice que el Presidente no le daba a la Provincia los recursos que necesitaba porque no quería que el Gobernador se destacara, por una cuestión mezquina, política se perjudicaba 16 millones de bonaerenses. El Presidente decidió correr esa lógica y exponerse, por supuesto tenemos entre los dos una relación de confianza de muchos años pero en la próxima elección por primera vez alguien de un partido opositor, y eso va a quedar para siempre en la Provincia, puede ser candidato sabiendo que va a poder gobernar igual aunque no sea del mismo signo político del Presidente. Esto que parece una cosa básica, no pasó durante 30 años en la Provincia de Buenos Aires. El Gobernador de la provincia de Buenos Aires o era del mismo signo político, y aun así hemos tenidos casos tremendos de sometimiento, o no tenía destino porque si el presidente decidía no pagarle los sueldos, no había Provincia. Esto es lo que cambió con el fondo del conurbano, no es que la Provincia mañana va a estar bien, pero tiene una garantía por ley que va a ser gradual y se va a desarrollar plenamente a partir del 2019, que puede ser viable con una buena administración y que no necesita someterse al Gobierno Nacional para poder hacer las cosas básicas. Ese es el gran paso.

Vidal 12

Recién mencionabas a tu equipo, el equipo que te ayuda a gobernar, los ministros, secretarios, subsecretarios… ¿Qué tienen que tener? ¿Qué cualidades hacen que sumes a alguien a tu equipo?

Cuando gané la elección y pensé, al día siguiente que recién pude reaccionar, y ver el desafío que tenía por delante, lo primero que pensé es en un equipo de buenas personas. No hay mezquindades y vos los ves trabajar como trabajan en equipo porque son buena gente para empezar, y eso define un equipo. No es lo mismo un equipo de buenas personas que un equipo, independientemente de cómo piense, trayectoria, este es un equipo de buena gente, de buenas personas, de personas honestas, de personas comprometidas, de personas que no tienen horario como no lo tengo yo, y que les importa. Como digo siempre, en política hay una sola diferencia, no es ni partidaria, ni ideológica, ni de edad, no hay ni nueva ni vieja política, para mí hay una cosa que define los que están de un lado y los que están del otro, te importa o no te importa.

A lo largo del año entrevistamos a varios de los ministros, y una pregunta que reiterábamos es: ¿qué te dijo la Gobernadora apenas te tomo juramento?, te juro que parecía como repetida la respuesta…

Ja, ja, les debo hinchar bastante…

La respuesta era corta: “estar y hacer”, ¿es lo único que les pedís?

Es lo único, pero es un montón! “Estar y hacer” eso se reduce el rol de uno. Uno tiene que estar, y estar no significa para cortar la cinta. Porque para cortar la cinta estamos todos. Esta con los que peor la están pasando por distintas razones, porque sufrieron un hecho de inseguridad, porque les tocó vivir en un barrio postergado, porque están inundados, porque tuvieron un incendio, por lo que sea, porque son muy chicos, porque son muy grandes, por lo que fuera, estar. Eso es estar, estar en momentos difíciles, dar la cara, más allá de que nosotros tenemos una política de salir a la calle todos los días. Yo no le pido a los ministros nada que yo no haga, les pido salir a la calle todos los días, les pido trabajar muchas horas, que no roben, que tengan un plan y lo cumplan, que no me prometan nada que no puedan cumplir porque yo no les prometo nada a la gente que por lo menos en el momento que lo planifico no esté segura de poder hacer. Son cosas muy básicas.

Vidal 08

En el último número hablamos con Andrés Scarsi, flamante ministro de salud, y nos decía: “vos a la Gobernadora le contás algo que vas hacer, pasa una semana y decís: “bueno, se olvidó, pero no, te llama a los pocos días y empieza a puntearte los temas”. ¿Ese es tu método de laburo y seguimiento de planes?

No improvisamos, hacemos un diagnóstico de los problemas, definimos cuáles vamos a resolver, y le decimos a la gente lo que podemos y vamos a hacer en este mandato, siempre la verdad de lo que pasa, no ocultamos la información. No hay mucho secreto, pero eso supone reuniones, metodología, un gran trabajo del jefe de gabinete que nos ordena todo en reuniones sistemáticas donde cada ministro tiene que venir y presentar durante todo el año, cada ministro viene y presenta cómo ejecuta su presupuesto, cuáles eran los proyectos que tuvo aprobados en el mes y que tiene que ejecutar a lo largo de todo el año, por supuesto que si pasa algo de coyuntura se hace una reunión específica y se discute para trabajarlo, cada uno sabe lo que tiene que hacer, no es que a la mañana un ministro se levanta y dice “qué puedo hacer, qué idea buena tengo hoy”, hay todo un proceso de discusión, se define prioridades presupuestarias, que no hacen otra cosa que reflejar las prioridades de la gente, porque justamente no podemos hacer todo, entonces tenemos que priorizar, se trabaja con mucho profesionalismo, y fundamentalmente para mí, dentro de ser profesional está trabajar en equipo. Cada uno es consciente que no podría hacer todo lo que hace sin el otro. Todos los ministros son conscientes de que no podrían hacer su trabajo sino tuvieran un ministro de economía que administra bien los fondos, que busca deuda, que prepara un presupuesto, todos son conscientes que no pueden hacer su trabajo sino tuvieran un jefe de gabinete que los convoca, que los organiza, que ordena el seguimiento de los proyectos, que facilita determinadas cuestiones frente a dificultades, todos son conscientes que no pueden hacer su plan de trabajo sino tienen un vínculo con el Poder Judicial que se canaliza a través de Ministro de Justicia, cada uno conoce su lugar en la cancha y le gusta, cosa que también es importante. El que es arquero, le gusta ser arquero, el que es defensor le gusta ser defensor.

¿Qué te pasa cuando ves jurar como Senadores a los ex presidentes Carlos Menem o Cristina Fernández de Kirchner?, ¿eso no habla de un bajo nivel institucional?

Yo sin duda creo que hay cambios institucionales que hay que hacer, algunos ya los hicimos, en la Provincia era impensable, hace dos años, pensar en un límite en las reelecciones indefinidas de los intendentes. Hoy está naturalizado pero hace dos años no existía, estamos mandando lo que hicimos con las declaraciones juradas, la ley que estamos mandando para eliminar los privilegios de las jubilaciones de gobernador, vicegobernador y diputados y senadores que todavía existen, damos peleas, el voto electrónico que intentan imponer desde el Gobierno Nacional y no votó el Peronismo, pero vamos a volver a insistir, hay muchas cosas que se intentaron y algunas que avanzaron en distintos niveles y otras que hay que seguir trabajando. Lo que creo como concepto es desde lo institucional seguir avanzando. Desde lo personal, estar muy atento cuando uno ocupa uno de estos lugares a que el poder no te atrape. Yo creo que es mucho más difícil irse de la política que llegar, y hay que tener mucho eje y mucho trabajo en el día a día para entender que esto es un tiempo que acá el poder no lo tenés vos, lo tiene la gente que te pone y te saca con su voto, que no es para siempre, que uno tiene ciclos. Yo siempre cuento, me tocó en la Ciudad ser ministra de desarrollo social de Mauricio (Macri) y me había encantado ocupar ese ministerio, es un cargo y un área que me importa mucho, cuando me eligió como vice jefa y empezó su segundo mandato, me dijo “vos podes elegir seguir siendo ministra de desarrollo social además de ser vicejefa, o proponerme a alguien de tu equipo para que continúe con la tarea que hiciste”. Te confieso que lo que yo más quería y a lo que a mí me atraía era quedarme en mi lugar de seguridad donde me había ido muy bien, la vice jefatura era un lugar que yo tenía que construir, además la Ciudad había estado dos años sin vicejefa porque Gabriela (Michetti) había tenido que ir al Congreso, no era un lugar tan obvio, y lo social era un lugar que a mí me encantaba, que me había ido bien. Pero yo creí que lo mejor era dejar a alguien y correrme de ese lugar para que el equipo creciera, porque lo mejor de mí misma lo había dado en los primeros cuatro años y sentía que había que renovar, que tenía que venir alguien e hiciera cosas que yo no había hecho, que mejorara otras, que otras las corrigiera, creo que hay que saber irse de los lugares, y eso es muy difícil en la política. Yo trato de trabajar todos los días por eso digo esto de que no me voy a dedicar en la política para siempre, por eso nunca pienso en mi próximo cargo porque creo que eso es parte del ejercicio de no dejarse atrapar.

Vidal 10

Siempre se te pregunta por tu candidatura a Presidenta, sin embargo estas entrando en la segunda mitad de tu mandato en la provincia, donde también ya se empieza a preguntar por una reelección….¿alcanza un mandato de cuatro años?

Yo creo que eso lo voy a saber muy bien a principios de 2019, ¿y por qué lo digo? No es porque pateo una definición, sino porque la que hoy habla con vos seguramente hizo un camino en los últimos dos años que todavía me falta recorrer todo el año próximo, porque uno tiene que estar en estos lugares más allá de lo electoral, de lo político, uno tiene que estar en estos lugares con todas las capacidades a pleno, con las mismas ganas, con la misma energía del primer día porque hay mucho desafío, uno no se puede cansar en este lugar. Y entonces es un lugar muy exigente, yo quiero estar segura de que tengo más para dar antes de proponerle a la sociedad quedarme, también quiero ver qué le pasa a la sociedad conmigo en términos de que si los bonaerenses todavía siguen queriendo que yo me proponga para otro período más, quiero ver cómo crece el equipo. No estoy acá para acumular años de gobernadora, realmente me voy a quedar si siento que puedo hacer una diferencia en un segundo mandato y si siento que hay una chance de que la gente nos acompañe, si no hago todos los días el ejercicio para poder tener la autocrítica y espacio suficiente para darme cuenta que mi ciclo se cumplió. No entiendo la política como una acumulación de poder, de cargos y de tiempo porque creo que esto un día se va a terminar, yo voy a volver a tener la vida que tuve siempre, y a volver a caminar por la calle como caminé siempre sin custodia, y mis hijos van a poder tener mayor libertad, y yo voy a trabajar de otra cosa porque no vine a la política buscando un trabajo, vine con la vocación de hacer una transformación. El día que sienta que mi aporte se terminó, no importa si estoy en el pico de imagen o no, siento que va a haber llegado mi momento de irme, independientemente del cargo, del lugar que me toque ocupar.

Muchos ven con glamour, esto de decir “el presidente, la gobernadora”.

Es todo una mentira, ja, ja.

¿Qué te dio y qué te sacó la política?

Uff!, me sacó tiempo, mucho tiempo, tiempo personal. Tiempo de sueño, tiempo con mis hijos, tiempo para mí, tiempo cuando estaba casada para mi matrimonio, tiempo con mis padres, con la gente que quiero en general. Tiempo. La política es tiempo porque tenés que dedicarle muchas horas para hacer diferencia, empujando expedientes, dando las peleas incómodas, enfrentando intereses. Así que, mucho tiempo. ¿Qué me dio? Me enseñó mucho, no la política como la política en sí mismo, me enseñó mucho la oportunidad de conocer a personas muy distintas entre sí y sobre todo la Provincia me enseñó mucho. Siempre digo que me enamoré de la Provincia cuando la empecé a caminar, yo viví en la Provincia muchos años antes de ser candidata y era una vecina más del Conurbano, y amaba el lugar donde vivía, y en donde vivo todavía hoy, que es Morón, pero no había recorrido los 135 municipios y empecé en diciembre de 2013 a recorrer todos los días de mi vida la Provincia, y nunca más pude parar. Me gusta la Provincia.

Empezaste a recorrerla como candidata en 2013…

En Mar del Plata empecé.

Te hice una entrevista por la radio, en ese momento, recién te lanzabas en la Provincia de Buenos Aires, y me acuerdo que te pregunté, como ibas a hacer si en ese momento tenías un 3% de reconocimiento público…

Nada!, pero para mí la persistencia es muy importante, cuando vos hablabas del fondo del Conurbano, cuando hablabas de las reformas en la justicia, nada en la vida que valga la pena, se hace sin persistencia, ni en poco tiempo. Todo lleva, te querés comprar una casa, tu primer casa, querés formar una familia, que tu hijo vaya a la universidad, tener estudios, todo te lleva mucho tiempo de dedicación y persistencia. No baje los brazos y realmente creía en lo que hacía, y cuanto más la caminaba esta provincia, más la quería y más la quería cambiar. Y fue como un amor que yo creo que es para siempre, porque además, como yo digo siempre, y se los decía a las mujeres Cambiemos, con quien tuvimos un encuentro “la Provincia necesita amor de madre, la Provincia necesita que la quieran”, no la quisieron durante tantos años, la utilizaron durante tantos años, ahora necesitan dirigentes que la quieran, que de verdad se comprometan con ella, no con otra cosa, con la Provincia, y que los bonaerenses se sientan queridos por alguien, digamos que les importan a alguien, creo que al final del día eso hace la diferencia.

Vidal 18

La gobernación te hizo cambiar hasta el lugar donde vivís, a un lugar atípico… ¿qué dicen tus hijos?

Sí, me mudé. No es muy común que alguien viva en una base militar, es verdad, ahora estamos bastante más acomodados.
Mis hijos reclaman y acompañan por igual, como adolescentes, el más chico tiene 10, extrañan a su mamá, reclamos y está bien que los hagan. Yo trato de estar presente todo lo que puedo, acompañarlos y que sientan que aún en los pequeños detalles, aun cuando estoy muchas horas afuera de mi casa, estoy, soy una mamá de mucho mensaje, celular. Y ellos también, pero muy presente. Yo sé los días que tienen examen, sé a dónde están todo el tiempo, si están en la casa de un amigo, los programas, no importa que la Provincia tenga muchas complejidades, yo sé todo el tiempo y trato de saber todo el tiempo al punto que me critican por intensa todo lo que les pasa. Y como cualquier mamá me preocupa que confíen en mí, que me digan lo que necesitan, me preocupan si están bien, si tuvieron un buen día, un mal día, trato de tener un espacio cuando están con su papá, cuando están conmigo siempre de tener un espacio en la noche, en la cena, que yo respeto. Llego a las 9 de la noche a mi casa como con ellos, y es un espacio de puesta en común, donde ellos me cuentan lo del día, y ahí la gobernación quedó en la puerta de afuera. Y después cuando termino de cenar y se levanta la mesa, cada uno va a la cama y después de que lleve al más chico a dormir, tengo los problemas de la Provincia en la cabeza pero hay un espacio de ellos, y bueno, aun así no alcanza pero acompañan mucho.

¿Cuál es el más bravo de los tres?

Tienen épocas, en general el más chiquito es el que más reclama, tiene 10, y bueno no tiene una mamá que vaya a la puerta del colegio y a veces me lo reclama, a verlo a los partidos de fútbol, a los que le gustaría que fuera, a todos, las más grandes a lo mejor que ya están en la edad de adolescente ya reclaman por otras cosas, discusiones más de salir, discusiones de mamá con adolescentes pero también compaña mucho, vinieron a todos los actos de cierre de campaña, cada vez que hay momentos difíciles, con esto del fondo del Conurbano creo que ningún chico en la Provincia supiera del fondo del Conurbano y que le pregunte a los padres si el fondo del Conurbano salió o no salió, en mi casa era un tema de conversación y mis hijos llegaba a la noche y me preguntaban “y ¿cómo va el fondo del Conurbano, mamá?, ¿sale mañana, no sale mañana?” porque se dan cuenta lo importante que es para mí, a lo mejor no entienden o no tienen el detalle de lo que se trata, pero saben cuándo estoy preocupada por algo, cuando fue lo de la triple fuga, el día del cierre de campaña, ese día que tuve un cruce con Brancatelli estaban mis dos hijas en el estudio…

Vidal 13

¿Cómo es tu vínculo con los medios de comunicación?

Creo que el que dirige sobre todo, el que tiene cargo en el gobierno comete un grave error si piensa que la única interlocución que tiene que tener con la prensa, es con una prensa que sabe lo que le van a preguntar o con un periodista que valora, a mí me parece que uno pierde el ejercicio de rendir cuentas, y entonces a veces vemos, hemos visto dirigentes muy inteligentes en una entrevista e incómodos porque perdieron el ejercicio de responder preguntas difíciles y de dar las explicaciones del caso, y yo, es un ejercicio que trato de sostener no sólo en los funcionarios, en la Ciudad durante todo el tiempo que acompañé a Mauricio, la gente se acostumbró a verme en los momentos difíciles, cuando había un derrumbe, una inundación, en el Parque Indoamericano, ahí estaba yo, lo mismo creo de gobernar. Lo mismo ante un conflicto, la gente está más atenta y tenés más posibilidades de explicar, de entender. Nos pasó con el conflicto docente, el año pasado. Yo sentí que había que explicarle a la sociedad de qué estábamos discutiendo, no estábamos discutiendo sólo el salario, estábamos discutiendo sobre el salario, sobre el presentismo, estábamos discutiendo padres que están agobiados por los resultados, por el sistema educativo, que sienten que sus hijos no aprenden, pero no es que no aprenden geografía de Europa, que no aprenden Matemática, que no aprenden Lengua, digamos, que no aprenden cuestiones básicas de las que nosotros salimos del primario y del secundario habiendo aprendido. Entonces yo sentía que era el momento, un momento en que todo el mundo estaba atento a un conflicto que empezó siendo salarial que no era salarial, ¿no? Esto de bueno, y si tenemos un conflicto, ¿lo tenemos que dirimir así, con los chicos sin clase? ¿O tenemos que encontrar otras herramientas que no perjudiquen a los chicos? Proponerlos sobre la mesa, aún con costos para el gobierno, pero dar la discusión, decir ‘bueno ¿de qué tenemos que hablar? ¿Cuál es el problema de fondo que tenemos?’, bueno, yo siento que siempre hay una oportunidad.